Impress Trends: Off the Grid y Out of this World: es hora de desconectarse para conectarse

Imagina despertar en un ambiente completamente decorado con elementos biofílicos, artículos hechos a mano y superficies naturales que rescatan sensaciones primitivas de contacto con arcilla, madera, fibras, algodón, piedras y muchas otras texturas. Aromas, sonidos, tramas, objetos e imperfecciones provocadas por el tiempo que nos traen recuerdos afectivos y nos hacen desconectar del mundo moderno y reconectarnos con la naturaleza, con el pasado y el presente.

Este parece el ambiente ideal para desacelerar. Para desayunar lejos del smartphone, tomar una ducha largar, disfrutar el momento y luego abrirse al mundo exterior… sin prisa. Para muchos, esta es la vida perfecta, una utopía; para otros, una especie de retreat, excelente como vacaciones o escapada de fin de semana; todavía, hay quienes que se desesperan con solo pensar en un mundo con poca tecnología, se aburren, como si el reloj estuviera en cámara lenta.

Por ello, Impress, especialista en el desarrollo y producción de superficies decorativas para la industria de paneles, muebles y pavimentos, nos invita a una inmersión profunda en cómo la percepción del tiempo influye en nuestras elecciones y los materiales que nos rodean. Y esta es la esencia propuesta en la nueva campaña global de la marca – Uchronia – que lleva la utopía del tiempo al escenario de nuestras vidas, incluyendo, por supuesto, nuestra relación con el vivir. El nuevo concepto del Grupo Impress se basa en seis macrotendencias: Emergente Utopias, Humbly Crafted, Sensory Healing, Joyful Home, Off the Grid y Out of this World, que se lanzaron al mercado brasileño durante la 10ª edición de la Semana de Diseño de São Paulo.

Conozca las dos últimas:

Off the Grid

Esta tendencia refleja la necesidad de buscar la desconexión y reconexión digital con la naturaleza y con nuestro yo interior. Como consecuencia, fuimos en búsqueda de la sencillez, la calma y la pureza que son la base de este movimiento que nos conecta íntimamente con los paisajes naturales y con el tiempo desacelerado. En este proceso, nos reencontramos con materialidades, técnicas y hábitos olvidados. No hay solo un trabajo mental, emocional o sensorial, sino también una atención al cuerpo, a los ejercicios al aire libre, el contacto con el aire puro, la mira que busca un horizonte, las texturas, los colores de los paisajes y el contacto con materiales como la madera, la piedra, el suelo se volvieron esenciales al cotidiano.

Los interiores adquieren un toque rudimentario con el rescate de hábitos y tradiciones, como la búsqueda de herramientas y objetos como la tabla de madera, la cuchara de madera o elementos que sirvan a fines básicos como cultivar el propio huerto. Todo ello conectado a una arquitectura y una materialidad más cruda y rica desde el punto de vista táctil. Desde el tacto de la superficie de la madera, la percepción de la pátina, el paso del tiempo. Todos estos aspectos se rescatan en este predominio de materiales de inspiración del universo natural. En esta arquitectura de refugio, los tonos se vuelven más sobrios, refinados y oscurecidos, precisamente para favorecer este diálogo entre el hacer y el reflejo de la belleza de la sencillez.

Out of this World

Esta es una tendencia directamente vinculada a la rápida evolución de las herramientas digitales, las tecnologías de modelado y representación 3D. Aquí, hay una mejora del software con una comprensión o funcionalidad mucho más intuitiva, mucho más orgánica. Es decir, estas herramientas ya no operan con códigos muy complicados y atajos muy rígidos y ahora tienen un flujo que amplía nuestras posibilidades creativas. A medida que los diseñadores celebran el arte de renderizar, el diseño de superficie altamente táctil adquiere relevancia. Si en los inicios de estas tecnologías la búsqueda del realismo, de la perfección de la luz, la sombra, la reproducción de texturas y la naturaleza era el objetivo para permitir la inmersión de la imagen en el proyecto, ahora el movimiento es lo contrario. Se busca el escapismo que ofrece el surrealista, donde tenemos una nueva conexión sensorial y emocional, donde el mundo inmaterial gana tonos rosados verdosos y los tonos púrpuras y metálicos ganan una saturación extra. Los colores en capas indulgentes se esparcen por los espacios abiertos, reflejados en superficies muy pulidas e infundiendo ambientes con un brillo etéreo.

En el Out of this World, los interiores rompen los límites entre lo real y lo fantástico. Las superficies reflectantes, el cuarzo y el mármol contribuyen a despertar la conexión táctil. Además, los efectos de luces, sonidos y aromas se integran con la materialidad para traer esta disociación del mundo real con esta agudización de los sentidos. La percepción de la materialidad también se vuelve más intensa. Por eso, las superficies, los estándares 3D, el brillo, el realce de las vetas de la madera y las piedras cobran fuerza y se convierten en referentes de esta tendencia.

ARTIGOS RELACIONADOS

La ancestralidad como poder de la creatividad

Recuperar la historia de las civilizaciones antiguas y de...

Futurismo: lo que nos enseña sobre vivir ahora

El término futurismo, aunque se refiere a algo moderno,...

El arte antiguo de teñir con pigmentación natural

Brasil es sin duda el país con mayor biodiversidad...

CASACOR SP trae a una dirección icónica infinitas particularidades de vivir

Celebrando 35 años de existencia, CASACOR São Paulo se...

Impress Decor celebra el éxito en Formóbile 2022

Después de una ausencia de cuatro años de eventos...